A veces tenemos la suerte de poder realizar nuestro trabajo en lugares tan increíbles como el que nos tocó esta vez, París. Pero siempre digo que lo mejor de los lugares es encontrar a las personas que viven en ellos. Y esta fue una de esas veces, nos encontramos con unas personas muy especiales , Booba y Sofia. La dulzura y amabilidad con la que nos trataron el tiempo que pasamos en su preciosa ciudad fue algo que tardaremos en olvidar durante mucho tiempo.

Sólo hace falta observar como vuestras miradas se cruzan o como la dulzura de vuestras caricias hacen que la luz que desprendéis inunde a todos los que estamos a vuestro alrededor. Creo que todo sería mucho mejor si en el mundo existiesen más personas como vosotros y sobre todo, creo que cuando dos corazones se unen de la manera que los vuestros lo están, nada podrá separarlos.

Os deseamos todo lo mejor del mundo y estamos realmente encantados de poder capturar cada momento de vuestra boda y hacer que cada instante se convierta en un recuerdo para toda la vida.

Un abrazo muy grande

Manuel & Eva

 

SHARE