Francisco y Tamara me pidieron que si podía poner algunas palabras después de conocer su preciosa historia de amor, este es su cuento resultante.

El comienzo de mi mundo con mi usuario + contraseña.

Ufff, que frío hace aquí,  me siento como un pingüino  mirando  pasar la ciudad por las ventanas de este viejo y extraño vagón de metro del 72. Y si no fuese porque tú me tienes cogido de la mano y siento tu calor cerca de mi pecho, me preguntaría ¿qué demonios hago yo aquí?. Vamos callados mirando distraídamente a todas estas personas que, día tras día, nos acompañan camino del trabajo, y no dejo de preguntarme cual será el comienzo de su historia de amor.

Ahora que te tengo tan cerca de mí, ahora que nos hemos tenido que ir casi 2000km de nuestra tierra, me siento más afortunado que nunca. Siempre tenía la incertidumbre de cual podría ser el inicio de nuestra andadura juntos y la verdad es que, no me daba cuenta de que un simple gesto como teclear mi usuario y contraseña en un ordenador, me había abierto las puertas de tu corazón. Ya sé que al principio no te lo creías, ni siquiera que aquel chico que te hacía reír, fuese a ser algo más en tu vida, pero yo tuve claro desde el principio que tú si que lo eras de la mía. Desde la primera vez que te vi sonreír por esa pequeña pantalla, me di cuenta de que sería capaz de acompañarte al final del mundo y ahora que estamos aquí, se que lo hemos conseguido. Me sigue sin importar el condenado frío que hace aquí, o lo raro que habla esta gente, me sigue sin importar los horarios tan alemanes y mucho menos, que sólo tengamos cielos azules 2 meses al año, la verdad es que no me importa nada de eso, mientras tú me sigas cogiendo mi mano y siga sintiendo en mi pecho tu calor. Sé que tu sonrisa movería el mundo,  o por lo menos, ha sido capaz de mover todo mi mundo, sólo en este viejo vagón del 72, tú eres capaz de hacer salir el sol cada mañana cuando vamos hacia el trabajo. Sonríe mi vida, porque tu sonrisa hace que nuestra España inhunde los corazones de todos los que están a nuestro lado.

Gracias Francisco & Tamara por compartir estos pensamientos con nosotros camino de nuestro gran viaje por tierras alemanas. Gracias por compartir vuestros días y hacernos de excelentes anfitriones. Gracias por ser como sois , por hacer que el amor esté presente siempre a vuestro lado, gracias por mostrarnos que no importa ni el donde ni el como, lo único importante es el con quién.

Un abrazo muy grande y os esperamos dentro de muy poquito.

Manuel & Eva

SHARE
COMMENTS