Javi y Ana nos dijeron que para ellos sería muy especial hacer su preboda en la Playa de la Maruca, una playa de las que cuando te enganchas a ella, es para toda la vida. Está llena de rocas, llena de olor a mar y sentimientos de los de antes, llena de la rudeza de sus olas, como las manos de tantos marineros que han pasado por allí, pero también, llena de esa dulzura de la de una madre que te acaricia con su brisa suave. Siempre decimos que para hacer la preboda es muy importante que el sitio sea algo especial para la pareja y, desde luego, que esta playa lo era para ellos.

Muchísimas gracias chicos por dejarnos estar ese ratito con vosotros, por compartirnos esos recuerdos que tenéis anclados en el corazón, en definitiva, por elegirnos para capturar vuestros recuerdos y hacerlos imágenes.

Un abrazo muy grande

Manuel & Eva

SHARE
COMMENTS