Cuando llegó Pablo, su papás tenían claro que querían hacer un reportaje con nosotros y, por fin, llegó el momento. Esa mañana en su casa no faltaron sonrisas, miradas de complicidad y muchos, muchos mimos. La verdad es que Pablo es un sol, estuvo genial, como nos miraba y nos hacia carantoñas, súper despierto durante toda la sesión y, además, todo de un tirón. Para lo pequeño que es,  estuvo en su salsa.

No podía dejar pasar  este día de Navidad sin poner aunque  sólo fueran unas poquítas fotos de todas las que hicimos.

Un fuerte abrazo y gracias por confiar en nosotros para ver crecer a vuestra pequeña joya.

Manuel Castaño

www.manuelcastano.es

 

SHARE
COMMENTS

Quise decir obra de arte!

Otra de arte donde pones tu magia en cada una de las fotos.