La verdad es que no sé muy bien que decir de la boda de Abel e Isabel….. Fue la última boda de la temporada 2012 , y nos contactaron estos chicos desde Soria para consultar si podíamos hacerles las fotos de su  boda. Esto es una de las cosas que más me gusta de mi trabajo, El poder hacer bodas fuera de donde vivo, porque es una forma genial de conocer a gente y costumbres nuevas. En fin, ni cortos ni perezosos, se presentaron, un día muy lluvioso en Santander, para conocerme y poder hablar en persona conmigo. Me contaron muchas cosas y, desde el primer momento, supe que a estos chicos les tenia que hacer las fotos de su boda. Me encantó su delicadeza, su amor a flor de piel, la ilusión que tenían por comenzar una vida en común. Me entusiasmó que Isabel fuera comadrona, uff que oficio más bonito…. En fin, después de mucho hablar y tomarnos un café lleno de ilusión y sonrisas, me contaron que habían llegado a mí después de encargar los detalles de la boda a una chica que tiene un taller de cerámica en un pueblecito de Zamora, Numa y que habían oído hablar de mi a través de una boda que hice en Zamora la temporada pasada. También me contaron que habían tenido una experiencia nada buena con un fotógrafo de su ciudad y …. ,en fin, si normalmente me vuelco el 100 por 100 en cada una de mis bodas, en ésta, además,  tenía que   hacerles recobrar la ilusión perdida por la fotografía de su gran día.

Los meses fueron pasando y después de una preboda preciosa, en Santander,   ellos querían su libro de firmas, para una boda en Soria, con mar !!!, fue genial tenerlos con nosotros un día de verano, donde con muchos nervios comenzamos nuestra andadura, al final las fotos quedaron preciosas, reflejando una vez más, el amor tan grande que estos dos chicos se tienen.

Llegó el día de la boda y, después de un viaje, un poquito largo, llegó el momento y comenzó el gran día. Tanto Eva como yo tuvimos una explosión de sentimientos durante todo el día, Abel estaba impresionante y muy, muy relajado, o eso creía él, por otro lado, Isabel, súper tranquila, hasta que se puso su precioso vestido. Unos minutos después, sus hermanos entraron en la habitación y os puedo asegurar , que a mí,  se me pusieron los pelos de punta, su sobrina no podía nada más que mirarla con ojos como platos, su madre, no podía ni mirar porque empezaba a llorar, los hermanos súper emocionados…. A partir de este momento, nadie podía imaginarse todas las emociones que Isabel & Abel iban a vivir y que todos los invitados a su enlace íbamos a compartir con ellos. Uuufff!!!!, en fin, impresionante.

Durante toda la ceremonia se fue sucediendo, uno tras otro, momentos llenos de felicidad, emoción, sorpresas, lloros de felicidad y mucha, mucha emotividad. Os puedo asegurar que tuvimos algún momento, tanto Eva como yo, que no podíamos aguantarnos más…. Por mi parte las emociones me sucedían  a través de las lentes de mis cámaras,  repasaba, una y otra vez, las caras de todos los invitados y no podía por menos que limpiarme las lágrimas que me salían solas y seguir fotográfiando la preciosidad de boda que paso ante nuestros ojos…

En fin, sólo nos queda decir, gracias, gracias , gracias por elegirnos para hacer que unos de los momentos más bonitos de vuestra vida se convierta en recuerdos para toda la vida. Gracias a toda la familia por tratarnos como unos más y por hacernos sentir tan queridos. Y, sobre todo,  gracias a Abel e Isabel por hacer que nuestro trabajo se convierta en una parte tan importante de sus vidas.

Un abrazo muy, muy fuerte y estoy seguro que vosotros habéis sentido todo lo que significa ” Vive las fotos de tu boda “.

Manuel & Eva

www.manuelcastano.es

SHARE
COMMENTS

Muchas gracias a todos, la verdad es que creo que la única manera de hacer las cosas es con el corazón. Pero ante todo lo mejor de las fotos sois vosotros.

Un abrazo
Manuel.

Madre mía, cuantos recuerdos inolvidables… cada vez que vemos las fotos se nos dibuja una amplia y permanente sonrisa en la cara, cada vez que vemos estas imágenes revivimos las emociones tan intensas que experimentamos ese día. Creo que contigo, Manuel, no solo los novios viven las fotos de su boda, sino que todo aquel que las ve puede hacerse partícipe de la emoción y la alegría que sentimos todos los invitados.

Son unas fotos preciosas,con unos sentimientos muy bien captados, no se merecia menos una boda tan bonita

Gracias, gracias, gracias. Sólo puedo deciros eso. Gracias por plasmarlo todo, cada instante del día y cada emoción vivida. Y por hacerlo tan bien como lo has hecho. Hemos quedado encantados con las fotos!.