Cuando Anayensi y Atreyu me visitaron por primera vez, nada podía entrever lo que podría pasar unos meses después… Ellos fueron de los primeros que me buscaron en el 2013 para hacer su boda “diferente” en 2014. Eso es lo que me dijeron cuando quedamos para vernos y tomarnos un café tranquilamente la primera vez… “Queremos una boda diferente….”

Poco a poco fue pasando el tiempo y todo transcurría con normalidad, muchos preparativos, muchos nervios y, sobre todo, muchas ilusiones. De repente en navidades me llamaron y me dijeron que tenían preparada una sorpresa genial para todos y que el día de su boda iban ha tener un invitado más, un invitado de excepción. Es increíble como suceden las cosas, pero tener la oportunidad de poder fotografiar a una pareja que decide hacer que su amor se haga realidad es genial.
Para Atreyu & Anayensi el día despertó con un sol increíble y todo estaba preparado en el Palacio de Carranceja para que los novios pudieran atravesar el pasillo del jardín lleno de pétalos de flores. Los invitados no podían dejar de sonreír cuando los vieron a dos juntos. Ya se quedaron atrás todos los nervios de antes de la boda, ellos sabían que desde ese mismo instante una nueva vida empezaría para ellos y para su pequeño pedacito de amor que aún está dentro de Anayensi.
Gracias chicos por hacer posible esta boda tan preciosa y por dejar que sea yo quien fotografíe uno de los momentos más felces de vuestra vida. Como siempre os digo, espero haber hecho posible que hayáis ” vivido las fotos de vuestra boda “.
Un abrazo muy grande
Manuel Castaño
www.manuelcastano.es
Este año, como en años anteriores, se está convirtiendo en una realidad las peticiones que me hacen los novios para que les escriba un cuento de su historia de amor. Aquí os dejo su cuento…
SHARE
COMMENTS