En la boda Borja & Raquel que se celebró en la iglesia de los Jesuitas en Santander y en el restaurante Deluz, Comenzó de una manera relajada, Borja se vestía en el Hotel Santemar y todo parecía muy tranquilo, pero sólo parecía…..

Mientras tanto, la novia, que ya estaba un poquito nerviosa, la estaban terminando de hacer su precioso peinado en la Peluquería Montserrat Nuñez junto a su madre, donde las miradas se sucedían siempre seguidas de una sonrisa. Después tocaba el momento de ponerse su maravilloso vestido rodeada de todas las personas que la quieren y comenzar el camino a su nueva vida.

Una vez terminada la ceremonia y pasados los primeros nervios, comenzó la gran fiesta de una manera muy especial. Los novios tenían preparado una sorpresa genial para todos su invitados, esta vez, su banquete sería en el increíble jardín del Deluz, donde se desarrolló toda la comida. Una manera genial de poder estar con sus invitados y poder ir saltando de unos amigos a otros, mezclándose continuamente, entre sonrisas y abrazos.

El comienzo de la fiesta fue, sencillamente, impresionante. Todos sus amigos no pararon de bailar, de hacerse fotos, de grabar con su Gopro, fiel testigo de toda la boda. La verdad es que ver a todo el mundo saltar y difrutar de esa manera, hizo muy especial la boda.

Gracias a Borja & Raquel por dejarnos ser parte de vuestro gran día, gracias por dejarnos convertir en recuerdos para siempre vuestros momentos y gracias por hacer este día tan, tan especial.

En cuanto a los amigos…., en fin…., no cambiéis nunca, sois geniales! Si, si, todavía me acuerdo del baile contra el fotógrafo…. jajajjajaa..

Aquí os dejo el video que os mostramos en el día de vuestra boda. Espero que os guste tantísimo como a nosotros poder compartirlo con vosotros.

Un abrazo

Manuel & Eva

SHARE
COMMENTS