Hace ya algún tiempo que hicimos la comunión de Lucia,  hermana de Adriana. En aquel momento, esta pequeña hada era sólo una niña llena de risas y encantada de poder estar junto a su hermana en ese día tan feliz.  Todavía recuerdo cuando nos decía: “… pues yo también quiero vestirme de princesa y dar vueltas con mi vestido…”

Pues llegó el momento de poder disfrutar de sus miradas, sus sonrrisas y de la inagotable energía que desprende Adriana. La verdad es que es genial poder hacer fotos de esta manera y transformar cada instante de este día tan especial en recuerdos para siempre.

Gracias por dejarnos ser parte de vuestra memoria y poder seguir siendo vuestro “Fotógrafo de familia”.

Un abrazo

Manuel & Eva

www.manuelcastano.es

 

 

 

SHARE
COMMENTS

Una verdadera hada y un gran ptofesiinal