Una tarde preciosa que pudimos compartir con esta familia tan bonita. Mientras Lucía corría y jugaba por el parque, su hermanito Iván se dejaba querer por sus papis, hasta que llegó la hora de andar un poquito, y chicos, ya no lo pudimos parar.

Incríble la dulzura del pequeño Iván, que siempre estaba dispuesto a colaborar con todo lo que le hacíamos, primero jugando en la manta y luego corriendo detrás de Lucía, que por otra parte desprendía un incansable derroche de aprender todo lo que hacíamos a su alrededor. Todavía recuerdo como me preguntaba: “Manuel, ¿ y cómo haces las fotos ?, ¿y yo puedo hacer?, ¿Me dejas verlas?”.Como se nota que Lucía ya es toda una señorita mayor. Me encanta cuando los peques tienen tantas ganas de aprender y todo lo nuevo es para ellos un reto que seguros están dispuestos a superar.

 

Gracias a sus papás por haber confiado en mí para hacer las fotos de su preciosa familia y poder convertir su tarde de verano en un recuerdo para toda la vida.

Un abrazo

Manuel Castaño

www.manuelcastano.es

 

 

Para ver la propuesta del álbum, pulsar aquí.

SHARE
COMMENTS